Entrevista en Metal Hammer: "Sympathy for the Devil"





– SYMPATHY FOR THE DEVIL (METAL HAMMER – ABRIL 2004)


El líder de HIM Ville Valo debería ser visto con un angelical antihéroe con los encantos propios de Satán, pero hay mucho más que un romance fugaz con ‘Love Metal’. Tras unas cuantas pintas y unos cuantos paquetes de cigarrillos, Jamie Hibbard preguntó al artista por sus ángeles y sus demonios.


Traducción: Irene HIM Spain

FOTOS: Clay Patrick McBride / John McMurtrie / Manipulación digital: Chris Stocker


Se sigue oyendo que no hay estrellas de rock reales. Para los aficionados y los músicos esta etiqueta ha perdido encanto. La nueva raza de grupos son chicos normales de la calle, haciendo exactamente lo miso que harías tu si quisieras y están dispuestos a distanciarse de lo que consideren una actitud estereotipada. El rock’n’roll ha perdido su peligro: Marilyn Manson prefiere estar en casa y pintar. Nikki Sixx lleva años sobrio. Led Zeppelin son demasiado mayores. Jonathan Davis es demasiado gordo. Ozzy es una estrella de la tele. Scott Weiland perdió su encanto cuando le salpicó el ‘abuso conyugal’. Justin Hawking lo está intentando con ganas. Todavía está Keith Richards pero es un hecho.


Casi todo es cierto también. Pero hay un luchador, un portador de antorcha manteniendo vivo el sueño pero no lo hace conscientemente. Simplemente no puedes decir a la gente que eres una estrella de rock, de la misma forma que no puedes estar tan loco para meterte lápices por la nariz y decir “wibble” como Mr. Bean. Tiene que resultar tan natural como el caminar, de cualquier otra manera la gente puede decirte que eres falso.


Ayuda que nuestro hombre es el líder de HIM. Tiene muchas más influencia ya que además escribe las letras. Incluso es más creíble porque es un playboy muy elegante. Y un fumador extremo. Un bebedor. Un poeta. Un encanto. Y un hombre de la época Renacentista. Él es todo esto y ha adquirido admiradores capturando el romance oscuro y de corazón roto de las películas de Tim Burton con música y letra, respaldado por su rock épico-gótico. Cuando la gente sabe su nombre ya están totalmente convencidos de que es un negocio real.


Él es Ville Valo. Y él es la nueva estrella de rock. Cuando termines de leer esto pensarás que deberíamos haber llamado a este reportaje ‘Por qué nos gusta HIM’. Nos preguntaron eso mucho cuando Hammer empezó a dar cobertura al grupo – hace años cualquier otra publicación en UK decidió que no podía ignorar más el voto de la gente en la calle.


HIM empezó a infiltrarse en UK el 19 de Mayo del 2000 en la sala ‘Garage’ de Londres presentando su segundo disco ‘Razorblade Romance’. Algunos les prestaron atención, incluso con su discográfica preguntando ‘¿Por qué vienes de nuevo? No os necesitamos aquí’. Pero HIM no son un grupo al que puedas apartar fácilmente.

Incluso en esa visita inaugural era obvio que HIM no era como otros grupos. Tenían algo especial, pero más importante era que tenían a alguien especial. Ville brilló como una estrella mezclando las poses de Mick Jagger con los oscuros encantos de Brandon Lee en El Cuervo. Ya ha ayudado a su grupo a conseguir un gran éxito en toda Europa y era fácil de ver que estaba destinado a ser grande aquí. Era solo cuestión de tiempo que realmente triunfara a su paso por el rock’n’roll.


“La semana que pasé con Bam [Margera, loco de Jackass] fue mi experiencia más rocanrolera hasta ahora” sonríe Valo. “Conocí a esta chica hace tiempo que vivía en Nueva York, y después de nuestro concierto en Londres en Underworld en Septiembre teníamos una semana libre. Así que la lógica fue, ‘¿por qué volver a Finlandia por una semana y sentarme y en mi sucio apartamento cuando puedo ir a USA?’ Asique pregunté a nuestro bajista – nunca bebe así que necesitaba su opinión – si creía que estaba bien volar a Nueva York. Dijo, ‘por supuesto’, así que acabé yendo directamente desde el local a Heathrow, compré los billetes en el mostrador, me emborraché en el avión y aterricé en USA a la mañana siguiente.”

¿Así es un día normal en la vida de cualquiera de vosotros, verdad? Decidir volar a Nueva York por una chica que apenas conoces y, tienes los medios para comprar un billete. ¿No? La gente normal no puede hacer ese tipo de cosas sin planearlo. Las estrellas de rock pueden. Y lo hacen.


“Me desperté y no sabía qué había pasado. Ni siquiera sabía la dirección de la chica en Nueva York pero afortunadamente tenía su número de teléfono. Así que la llamé y averigüé donde vivía. No conocía bien la zona así que me desvié hacia un pub por la tarde. Ella vino y se encontró conmigo, llamé a Bam y nos envió una limusina, que nos llevó a su casa en Philadelphia. Seguimos borrachos durante cinco días. ¡Fue una locura! Bam tenía una habitación libre en su casa y nos quedamos ahí pero a consecuencia del jet lag me desperté a las 6. Empecé mi día con cerveza y un par de moteros, entonces me emborraché antes de que los demás se despertaran. Fue divertido. Realmente pienso cada paso que doy con el grupo así que estuvo bien escapar de todo y relajarme.”


En vez de relajar lee ‘emborracharse’. Todo el día, cada día durante una semana. En la casa de un tío famoso. Es un sueño hecho realidad. Cuando estás sentado en el trabajo aburrido y abstraído, deseas ser como Ville Valo. Eso es exactamente lo que le pasó a él también, y todo es culpa de un grupo liderado por el Sr. Ozzy Osbourne.

“Crecí con los Rolling Stones y con grupos así. Odiaba los brillantes y felices Beatles, necesitaba algo con peligro. Todo lo que quería era tener un grupo, era feliz con poder tocar en Finlandia y quizás salir de gira – quizás unos cuantos conciertos en Helsinki de vez en cuando – y ser respetuoso con los demás, como un tributo a Black Sabbath. Es mi opinión si sacas fuera toda la basura innecesaria después de donde está Sabbath.

“De lo que realmente estoy orgulloso, en comparación con otros grupos, es que cada uno de nosotros tiene una agenda y razones diferentes para existir. Muchos grupos no son admiradores de la música y ese es el problema. Soy un gran admirador de otros grupos y admiro su música. Yo intercambio secretos con mis amigos, ‘¿tienes promos de esto y de lo otro? Yo tengo un CDR de blah blah…’ Tuve la mayor erección de mi vida cuando conseguí una cinta de casete del ‘October Rust’ de Type O Negative. Estábamos sentados en una habitación en alguna parte con esta cinta que tenía cuatro canciones y nos sentamos en silencio a escucharla. ¡Fue tan emocionante! Eso no ocurre muy a menudo hoy en día. No hay muchos grupos de los que te puedas enamorar.”


Todavía queda uno de esos grupos, es HIM, y mucha gente se ha enamorado de ellos. Sentado en el backstage, en el vestido del grupo después de tocar en el Astoria con entradas agotadas, Ville está bebiendo su primera lata de Grolsch, inhalando uno de sus 80 cigarrillos de los que se fumará hoy – un hábito que no se llega muy bien con su asma, un hábito que no le conduce a los ataques que sufrió antes de renunciar a las malas hierbas hace unos años.

Ville está sentado en el suelo contra la pared y debajo de una ventana abierta, dejando que le dé el aire, y llevando la excitada panda de chicas esperando al otro lado de la puerta del backstage. Su mirada es de satisfacción – no de arrogancia – sino consecuencia del placer de estar en la posición que le permite hacer lo que siempre había soñado.

“Éramos un grupo de chalados viajando alrededor del mundo en un autobús asqueroso y todavía lo hacemos. ¡Por eso es por lo que estoy feliz! Hay cosas en las que pensaré cuando esté sentado en mi mecedora siendo alimentado por Jack Daniel’s intravenoso. Me preguntaré a mí mismo, ¿qué mierdas pasó en realidad? Pasan tantas cosas todo el tiempo que no puedo asimilarlas, así que no vale la pena presumir de ellas hasta que no tenga nietos…”


Ville está aparentemente tan cómodo en el escenario como lo está aquí sentado hablando de su música, aunque si le preguntas a cerca de su actuación te dirá que no siempre es así: “Soy buen actor. Soy el Jack Nicholson de rock’n’roll! Puedo hacer una expresión y la gente se lo cree. Es emocionante, cuando estás nervioso, tener mariposas en el estómago es genial,” dice con su familiar sonrisa de Chesire Cat.

HIM son una entidad conocida en UK desde hace relativamente poco tiempo pero hace diez años que están juntos. Con tal longevidad HIM acaba de sacar la colección de sus éxitos llamada ‘And Love Said No… 1997-2004’ Y como el título sugiere, recoge material de su álbum debut en el 97 ‘Greatest Love Songs Vol.666, del disco del 2000 ‘Razorblade Romance’, del 2002 ‘Deep Shadows And Brilliant Hightlights’ y del último año ‘Love Metal’ (También hay dos canciones nuevas, ‘And Love Said No’ y ‘Solitary Man’) Como debes esperar, tras una gira de 10 años Ville también está empezando a preguntarse por cuánto tiempo le queda a él y de hecho, a HIM.


“Me estoy empezando a sentir mayor por primera vez. Cuando eres joven puedes beber sin tener resaca y no piensas en tus niveles de energía. Ahora lo hago. También soy yo al que le gustaba la mentalidad de grupo de la banda pero desde que nuestro guitarrista (Linde) tuvo su primer bebé hace unos meses nos hemos empezado a distanciar. Estoy intentando luchar,” dice con cierta preocupación mientras exhala el humo de su tabaco.

“Somos mejores amigos de lo que hemos sido nunca pero el resto del grupo son adultos correctos ahora. Tomo conciencia de ser mayor y tener que crecer. Cuando están en una pandilla de gente que se lo pasa bien no te tienes que preocupar por los demás. Nunca hemos tenido clases de ego en el sentido de que no hay un dictador en nuestro grupo. Somos los mejores compañeros que están pasando buenos ratos viendo sitios alrededor del mundo – no quiero que sea profesional. No considero a este trabajo más que como una enfermedad de la que no puedo deshacerme – de la que te debes medicar para seguir.”


Hammer y Ville nos vamos a nuestro lugar favorito de reunión, el popular londinense Charing Cross Road, a charlar. Ville es tan local aquí como cualquiera puede serlo en este lugar de reunión del grupo, y le gusta el hecho de que tienen: “buenos clientes, buena música, buen personal y todo el mundo está aquí.” Dexter Holland de The Offspring suena para probar lo que dice Ville pero el larguirucho finlandés parece no darse cuenta, y él con indiferencia da una calada a su cigarrillo. Entonces de repente empieza a hablar del peligro de medicarse bajo la influencia del alcohol; un cuento de aviso y aflicción que atañe a guitarrista de HIM Linde, pintas de orina y un pequeño hotel en Luxemburgo…


“Es un país diminuto. Solo tienen un hotel grande y para ser disco de oro solo tienes que vender 500 copias. Eso te dice algo acerca del país. Linde estaba sentado en el bar después de concierto y estaba jodidamente destrozado – como solía estar siempre. No tenía la energía suficiente para ir al baño de chicos y aliviarse así que hizo pis en una esquina del bar. Los empleados le dijeron que le echarían si no lo limpiaba así que lo limpió, todavía temblando, entonces después de eso no encontraba interesante ir al baño de chicos así que se meó en un par de vasos de pinta vacios. Era un gran bebedor de Jack Daniel’s y el tenía este vaso enorme de Jack que se bebió de un trago. Por supuesto se le subió tan rápido que sintió ganas de vomitar. Para no arrojarlo decidió que tomaría algo más para que bajara. Así que miró a todas las pintas que estaban en la mesa y cogió la que tenía su pis. Para lavarlo cogió otro vaso con su pis. Entonces intentó ir a algún sitio a tirarlo pero vomitó en el ascensor. Entonces fue automáticamente expulsado en la mañana en la que teníamos que abandonar el país. Así que ahora HIM puede dar conciertos en Luxemburgo pero no podemos pasar la noche nunca más!”



Esto es un ejemplo de las cosas que Ville echa de menos en su grupo ahora que han limpiado sus actos, esa es la razón por la que Ville ha migrado a Bam para obtener compañía en la bebida. En el lanzamiento del último video del single de HIM ‘The Funeral of Hearts’ Bam confiesa incapacidad para auto controlarse después de haber bebido whiskey, y lo ilustra arrojándose a una puerta metálica sin preocuparse por su seguridad – aficiones que le hicieron famoso en primer lugar después de todo. Ville no va tan lejos como los excesos físicos de Bam, pero al andrógino líder le gusta rodearse de gente con actitud carpe diem, y que cada vez se encuentra más carente de repertorio con los miembros de su banda actual.

Sin embargo por mucho que a Ville le gusten los mitos del rock’n’roll prefiere los que sobreviven. Con 27 años tiene la misma edad que muchas estrellas del rock que gastaron todos sus cheques de vida muy pronto – Kurt Cobain, Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison por nombrar algunos.


“Estoy preocupado por tener 27. Necesito un guardaespaldas para protegerme de todos esos pianos que caen. Jesús no murió hasta que llegó a los 30 así que supongo que tengo un par de años más todavía. Morrison tenía un carácter intrigante; era un poeta depresivo pero hay muchos así. Es raro ver como la gente crea leyendas cuando mueren jóvenes.”

Quizás a la luz de esto, ninguno de los miembros de HIM ha tenido una ‘fase de drogas’. Ville confiesa que sus únicos vicios son los moteros y la bebida: “para mí todo gira en torno a la bebida. He visto tantos grupos acercarse o incluso con peligro de matarse a sí mismos durante años consumiendo heroína, speed o cualquier sustancia en la que yo nunca he estado interesado. En este momento no puedo ver mi vida sin beber pero seguramente lo veré en el futuro. No es un problema en ese sentido. Soy un tipo bastante estresado así que eso es lo único que me calma. Aunque normalmente no suelo beber tanto…” sonríe mientras da grandes tragos a su pinta.


Si eres alguien con inclinación por las muertes en el rock’n’roll también encontrarás una conexión entre grupos y algunos compañeros con cuernos rojos que cabrean a Dios y han sido expulsados del cielo. El nombre de HIM – His Infernal Majesty – fue cogido de una canción de Deicide llamada ‘Your Sweet Six Six Six’. Ville nos asegura que la maldad está en la buena fe.

“No hemos sacrificado ningún bebé! Básicamente me encantan las películas de miedo – The Omen, The Exorcist… Crecí con ‘Number Of The Beast’ y me encantaba todo eso. El Black metal saca al chico que llevo dentro porque es peligroso y oscuro. Todos necesitamos eso. Black Sabbath – que es un nombre horrible, como la mayoría de los nombres de grupos – fue cogido de una película así que nosotros cogimos el nombre de Glenn Benton y de un poema de Anton LaVey de la Biblia satánica… creo. Esa es la razón por la que cuando estoy en el escenario digo que no puedes tocar rock’n’roll si no haces culto a Satán. Según yo lo veo, nosotros presentamos más el lado carnal de la existencia humana. No necesariamente malo, sino se trata más de comprender los valores espirituales y la lujuria de los jóvenes. Entenderlo y apreciarlo. Puedes simplemente guardar todas esas cosas en el armario y eso es por lo que yo no tengo toda esa basura religiosa.”


Cada gran admirador del rock’n’roll tiene grandes historias a cerca del abuso de ‘groupies’ – Marilyn Manson tirando filetes a una chica sorda, Zeppelin y el Red Snapper, las dos chicas de Crüe intimando con un escenario telefónico – pero Ville es un buen chico. Se mantiene alejado de ese comportamiento.

“No utilizo mi posición para conseguir chicas. Lo que me pasaba es que cuando empezamos a tener un éxito moderado en Europa yo estaba con la misma chica todo ese tiempo. Claro que cometí errores pero era muy honesto sobre ello. Como decimos en Finlandia, incluso los búhos tienen coños…en realidad, no estoy seguro de si lo búhos tienen coños, pero ya sabes a lo que me refiero… No necesito alimentar mi ego. Es más fácil estar en tu habitación de hotel y hacerte una jodida paja.”


Al igual que las historias, el ‘culto’ a Satán, la bebida excesiva y un deseo de parecerse al lema rocanrolero de James Dean ‘Vive deprisa, muere joven y deja un cuerpo con buena apariencia’ HIM tiene otra gran posesión: el logo del heartagram. Como otros grandes grupos el logo resume todo el producto y es fácilmente reconocible. En el caso de HIM el heartagram representa amor y metal en una forma simple, combinando un corazón con un pentagrama invertido lo que hace que sea más fácil de recordar. También es un garabato y podría parecer, muy tatuable.

“Tenemos una memoria tan terriblemente corta que no podríamos pensar posiblemente en tener símbolos individuales como tiene Led Zeppelin,” sonríe Ville el artista, recordando el instante en el que llegó a ese reconocible diseño. “El heartagram representa a HIM como grupo, y como entidad y representa al love metal en general.”

HIM tiene todo lo que hace a un buen grupo de rock’n’roll, desde vender tres millones de copias en Europa a tener a un líder estrella. Tan solo han empezado a hacer mella en USA y parece que lo van a hacer tan bien como lo han hecho aquí.


Todo está creciendo, pero mientras Ville se reclina en el sofá del club Gossip de Londres, rodeado de groupies y la siempre lunática presencia de Bam, refleja que juzga su vida por lo maravilloso del momento actual.

“Queremos viajar como una panda de gitanos e Inglaterra es realmente importante para nosotros. Tocamos en Birmingham delante de personas porque Sabbath son de allí y fue increíble. En el 2000 nosotros pusimos el dinero para ir a Notthingham y tocar para 80 personas y estoy orgulloso de nuestra actitud de trabajadores comprometidos. Esa es la mejor manera de mostrar de qué va un grupo antes que tener un gran anuncio en alguna revista de moda de rock’n’roll, si me entiendes,” Ville sonríe y rápidamente confiesa que su manera de prepararse para los concierto es simplemente, “cagar mucho.”


“Prefiero encontrarme en una situación en la que la mayor parte del éxito lo hayamos conseguido por el trabajo que hemos hecho como grupo. Mi mayor sueño ahora mismo es hacer lo mismo en América. Estar con mis mejores amigos – mis compañeros de grupo – y tocar en el Roxy o en el Whiskey en Los Angeles. Para mí la vida gira en torno a esos momentos. Igual que cuando empezamos en el Riot,” sonríe, refiriéndose al Hotel Hyatt en el que Led Zeppelin encabezaron un famoso motín y el líder Robert Plan exclamó ‘Soy un dios de oro,’ desde el balcón de su habitación. “Estaba allí pensando en Zeppelin conduciendo Harleys escaleras abajo. La mayoría de la gente recorre Los Angeles pensando en películas y no sabe eso… que cuando el sol se pone y cuando yo estoy allí preguntándome ‘¿cómo he llegado aquí?’ eso es lo que me hace feliz. Estar en Budapest o en París por primera vez… no me interesa hacer turismo porque eso no funciona así conmigo. Pero termino en determinadas situaciones por accidente – una sesión de fotos en el Tate Britain (galería de arte) por ejemplo e inesperadamente ver algunos cuadros de William Blake. Improviso todo. Soy feliz así.



“Finlandia es un país al azar del que provenir. ¿Ser de allí y vender todos los tickets en el Astoria en Londres? Eso es un poco raro para mí así que voy a disfrutarlo ahora porque se acabará algún día. No quiero pedir más”

Ville pule todavía otra pinta de cerveza (con hielo, naturalmente) y sobrevive a la escena – su escena – y con una sonrisa torcida y se inclina hacia delante preparándose para impartir un típico secreto de Ville Valo:

“… Nunca espero nada porque si lo haces, normalmente te decepcionas. Al principio no fue tan glamuroso como creía que sería y para ser honesto aún no lo es. Las ventas de discos deberían subir pero tus resacan se vuelven peores. Esa es la ecuación. La música ha estado siempre primero pero incluso cuando empezamos a ir de gira las cosas cambiaron drásticamente. No he vuelto a ser el mismo desde entonces, pero simplemente me encanta querido. Es bueno sufrir.”

Y, después de todo, yo estaba terriblemente, terriblemente borracho.



15 views0 comments