Entrevista Metal Hammer UK: "En casa con HIM"



Traducción Irene HIM Spain


El líder con los góticos finlandeses, HIM, la casa de Ville Valo deja mucho que desear en el juego de la limpieza. Y luego está el sexshop que posee… Hammer envío el equipo de exterminación.


‘Desorden prohibido’ dice una señal en el estrecho callejón que conduce al patio donde está el bloque de apartamentos en el que vive Ville. Es parte de una construcción de la década de 1920, cuando se construyeron los cuartos para los trabajadores. Hoy en día, la población en esta zona del centro de Helsinki, la capital de Finlandia, está habitada por ciudadanos en su mayoría ricos que hacen todo lo que pueden por mantener esta zona limpia. Claramente alguien se ha olvidado de informar al cantante de HIM de este pintoresco estatuto local. Su casa es la clara definición de un vertedero. En la última década hemos visitado muchas casas de estrellas del rock y en cuanto a suciedad la de Ville Valo indudablemente está a la par con el estudio de Hollywood de Lemmy. Afortunadamente, el frigorífico no revela un filete podrido, cuya fecha de caducidad pasó hace un año (como en el caso de Lemmy). Todavía estamos en shock.


“Os he invitado a mi apartamento durante una especie de segundo de locura, por el que paso de vez en cuando. Sentí la necesidad de invitaros para revelar todos los secretos de mi santuario,” explica Ville mientras da la bienvenida a un reportero a su casa por primera vez. Ah. Así que ¿qué piensa la gente cuando viene aquí?


“Normalmente tienen reacciones como vomitar o rompen a llorar o reír. No dejo entrar a mucha gente, esta es mi propia casa. Está bien para mí, se trata de mí así que ¿a quién le importa? No hay necesidad para mí de ser limpio. No me lavo el pelo, ni mi cuerpo ni nada. Es más orgánico así. Me gusta tenerlo todo a mano, así que allí donde miro siempre hay una pieza de historia. Para mí es como un diario viviente. Cuando veo una guitarra me acuerdo de que la compré, las canciones que compuse con ella, para quién y porqué y que pasó con esas canciones.”


Justamente, este apartamento de una habitación no es lamentable en sí mismo. Con algo de cariño y cuidado, este apartamento de 700 libras al mes podría ser transformado en una morada acogedora. Tan solo es que a su habitante le gusta revolcarse en su propia suciedad. Cuando el fotógrafo de Hammer Michael Johansson abre la puerta del baño, Ville le da un mensaje de advertencia:


“Puedes usarlo, pero no te lo recomendaría. ¡Nunca sabes lo que podría salir de ahí!”

Por decirlo de algún modo, no hay mucha diferencia si vomitaras o cagaras en cualquier parte del piso. Es realmente asqueroso. Las miles de chicas que ven al cantante como un sex symbol seguramente se sorprenderían por el hecho de que su ídolo es un vago de grandes proporciones.


“¿Crees que esto es sexy?” pregunta ligeramente enfadado y un poco ofendido. “¡Es el apartamento más jodidamente sexy que hay en este jodido planeta! Eso es muy gay en una manera no positiva, mantener tu casa de una manera ordenada. Es malo. Es sitio en el que vives debe ser orgánico, tiene que haber cosas que te resulten atractivas a la vista. Soy una persona visual, no demasiado visual pero disfruto viendo colores alrededor.”

Este chico de 26 años se independizó hace 9 años y reconoce que hasta ahora esta es su casa más ordenada. Él llama a esto casa desde e otoño del 2000.


“Vivía con una chica a un par de bloques de aquí. Una noche estaba bebiendo muchísima cerveza y comiendo en un buen sitio con el resto del grupo. De repente recibo una llamada y era ella gritando como loca diciendo que alguien había entrado en el apartamento. Yo estaba en un bajo y alguien rompió la ventana de nuestro dormitorio mientras ella estaba durmiendo. Gracias a Dios que estaba oscuro y no pasó nada. Algún adicto a la heroína o a lo que sea entró y robó una cámara de los años 70, que me regaló mi padre hace años, y también algo de dinero. Nunca cogieron a quien lo hizo. Volví corriendo al apartamento y estaba tan histérico como estaba ella. Estaba tan asustado que pensé que sería mejor encontrar una casa a la que no fuese tan fácil entrar. Y ésta es esa casa.”


THE BAGMAN


Situado en un primer piso, opuesto a lo que hasta hace no mucho era un hospital, este lugar muestra que la gente al otro lado del patio guardan sus curiosidades para si mismos. Te preguntas simplemente que creerán los vecinos que pasa aquí. Según todo lo que saben, Ville Valo podría estar involucrado en algún culto extraño, sacrificando pollos y bebiéndose su sangre. Cuando su novia le dejó el verano pasado, el cantante dio el paso drástico de bloquear el paso de los rayos de sol con bolsas de basura.


“Desde que mi novia se llevó todas las cortinas cuando se fue, pensé que tenía que cubrir las ventanas con bolsas negras de basura, así nadie podría verme y yo no podría ver a nadie,” explica Ville. “Soy bastante feliz con mi soledad. La gente se ha estado riendo de todo. Tan solo soy un tontorrón cuando se trata de eso. Soy muy mal organizador. Nuestro bajista me dijo hace dos meses como pagar las facturas al banco. No se limpiar, ni colgar cortinas ni pagar facturas. Cuando estás de gira mucho tiempo o escribiendo canciones, eso no es lo primero que se te viene a la cabeza. Estoy aprendiendo a ser un caballero civilizado, y eso va a llevar su tiempo.”


El proceso de ser un caballero civilizado empezó hoy por la mañana cuando Ville dio el paso ciego de hacer lo que él llama limpieza, para que el personal de Hammer llegara a sentirse bienvenido. En realidad, esto significa coger un montón de ropa esparcida por todo el apartamento y ponerla en una enorme pila en el suelo del dormitorio.


NEUROSIS DE LAVANDERÍA


“Para mi personalmente, es malo guardar la ropa en los armarios, es más fácil para mi encontrarla cuando está esparcida por el suelo,” razona. “Cuando tenía 13 o 14 años era un poco neurótico, incluso me tuve que levantar en mitad de la noche para corregir el ángulo de un boli que estaba sobre la mesa. Todo tenía que estar perfecto geométricamente. Entonces pensé que sería mejor dejarlo y ser un sucio vago.”


Decir que el finlandés tuvo éxito en su misión es subestimarlo mucho. El salón tuvo su última pasada de aspiradora en verano pasado, pero ninguna de las habitaciones ha sido propiamente limpiada desde que se mudó. Una de las esquinas del dormitorio se usa como almacén, simplemente porque Ville no tiene la energía suficiente para subir todo eso al ático. Por qué exactamente todo está ahí apilado, no tiene ni idea.


“El problema es que soy ese tipo de artista que toca la guitarra acústica y se hace una paja antes que coger un aspirador,” bromea Ville. “Una de las razones por las que he querido hacer público este apartamento es para que la gente vea en la agonía en la que vivo y que entiendan por el dolor que paso viviendo en este entorno tan horrible. Necesito compañía. Con suerte mi novia volverá y limpiará esto. Siempre he sido muy malo limpiando. Soy como mi padre. A pesar de que tiene dinero le gusta mirar en los cubos de basura simplemente para buscar cosas que la gente ha tirado. Teniendo toda esta basura alrededor me siento cerca de mi padre. ¡Así que soy un hombre de familia! No puedo tirar nada y siempre me ha gustado tener latas de cerveza o cajetillas vacías de tabaco en el suelo. Es un trabajo horrible pasarse el día tirando todas esas bonitas pequeñas cosas a la basura. Los insectos pequeños arrastrándose por el suelo, son mis amigos. No debes matarlos.

Estás obligado a matarlos simplemente caminando por esta casa.


“No lo hago intencionadamente y trato de evitarlo. Siempre uso un mechero cuando me levanto a hacer pis por la noche.”


Para su suerte no tiene que atravesar la cocina en su camino al baño. Si lo viera un ministro, probablemente cogería una cruz y haría un exorcismo para eliminar los espíritus malignos en esta cocina del infierno. Habiendo vivido aquí durante casi tres años, ¡Ville no ha usado la cocina todavía para cocinar! Quizás lo haga después de que un exterminador lo haya limpiado, uno debe ser capaz de utilizarla como tal, pero actualmente esta “instalación bizarra de vanguardia, salón de la locura”, tal y como lo describe Ville, es un criadero de criaturas identificables, un molde y Dios sabe qué.


El curioso reportero de Hammer se abre paso hasta la sala de estar. Decidido a investigar cada ángulo, echo un vistazo secreto al armario. Dentro no hay ropa, sino una gran colección de videos. Algunos de ellos tan grotescos que estarías en apuros si intentaras encontrarlos en los sex shops del Soho. Ville coge un par de ellos y mete una bizarramente titulada ‘The Rites Of Uranus’ en el video. La depravación sexual mostrada en esta película de culto de los 70 es indescriptible y sin duda sería considerada ilegal en muchos países. Escandinavia es sexualmente hablando muy liberal y de hecho puedes ver en la televisión una banda de hardcore cada noche y madrugada, aunque quizá no de naturaleza dudosa como ‘The Rites Of Uranus” o la siguiente cinta que Ville trae, ‘The Haunted Pussy’.

“Nunca he visto cinta con unas carátulas tan buenas y con unos títulos tan chulos,” dice. “Creo que The Haunted querían llamarse The Haunted Pussy, pero entonces quisieron tener un mayor atractivo y quitaron el Pussy. Es una gran fuente de inspiración, en muchos aspectos.”


SEX SHOPPING


Cuando Ville tenía 14 años, su padre dejó su trabajo como taxista y compró un sex shop en Helsinki. Ville es todavía el orgulloso dueño.


“Solía trabajar allí a tiempo parcial durante un tiempo cuando era más joven,” revela Ville. “Pensaba que era un poco raro, pero al final se paga de muchas maneras. Fue una buena manera de educarme sexualmente, porque era gratis y básicamente muy sesentero. Lo bueno es que no tuvimos que alquilar porno estando de gira, él nos daba todo gratis. Cuando estábamos de gira, de repente cuando nuestro teclista dejó el grupo, todo nuestro archivo pornográfico se extravió. El dice que no lo cogió, pero eran cientos de revistas y videos. La mayoría era basura, no nos gustaban las cosas animales. Tenemos buena moral. Solo mierda, no pis. El pis es malo, ¿no?”


Se culpa al porno de todo, de dar una visión distorsionada del sexo a los jóvenes y de provocar que los hombres violen a las mujeres. ¿Qué piensas de eso?


“Siempre encuentras explicaciones si quieres culpara a alguien. Es como culpar a Judas Priest, a Ozzy o a Marilyn Manson de todos los asesinatos que han ocurrido. Voy a levantar barricadas por el porno, soy el mayor partidario. Pero básicamente todo miembro de un grupo lo es, así que ¡yo solo cito la intoxicación!”


Cada habitación está decorada con recuerdos de Rock’n’Roll. Portadas de discos, posters y muñecos – Black Sabbath, Kiss, Turbonegro pero, en primer lugar, Elvis Presley.

“Elvis es como una especie de figura de Jesús en cierta medida,” cree Vile. “Un tipo que lo tuvo todo y lo arruinó todo. Siempre he sido un gran admirador de las biografías, los colecciono en cajas de cartón en mi ‘ático’. Me encantan las historias sobre artistas. Son todas muy similares al final. Tal y como dijeron cuando publicitaron su último disco número 1: “Antes de que nadie hiciera nada, Elvis lo hizo todo.” Básicamente lo hizo, así que no estoy bajo una gran presión, porque Elvis o Andy McCoy ya han hecho todo. (Andy, guitarrista de Hanoi Rocks.)


MUÑECOS


Quitando una tonelada de escombros, finalmente soy capaz de inclinarme en una silla de piel. Tan solo para encontrar un termómetro usado en el brazo. Ville insiste en que solo se lo ha puesto en la boca, pero no estando convencido del todo me levanto y chequeo el resto de la sala de estar. Hay guitarras vintage de todas las formas: del año 46, 57, 62 y de los 70. Después de todo, el músico ha invertido más de 15.000 libras en acumular esta impresionante colección. Allá donde mires también encontrarás muñecos – en su último viaje a Los Ángeles, Ville se gastó 2.000 libras en muñecos de Tim Burton. Pero ninguno de ellos es tan preciado como Tyllerö, un oso de peluche que le regalaron a la tierna edad de un año. “Está lleno de pis, porque solía mojarme cuando era pequeño!” declara.


Encima del antiguo sofá descansa un maniquí que da miedo mirar. Fue comprado como un ángel guardián para su novia, pero ella lo odiaba y cuando ella se mudó Ville decidió quedárselo para que le hiciera compañía.


“Anton LaVey, fundador de la Iglesia de Satán tiene su propia casa de muñecas con cantidad de maniquíes animados. Yo empiezo con una que ya ha perdido los brazos. Probablemente perderé su cabeza pronto también. No he cuidado mucho de ella últimamente, lo que es malo. Esa es probablemente la razón por la que se ha cortado los brazos, para mostrarme que no está feliz con la situación. La llamo de distintas maneras, dependiendo de la noche.

En su adolescencia, Ville era un artista prometedor e iba a arte en la escuela. El impulso por hacer música era mayor y lo dejó. Como coleccionista de auto retratos, educadamente le pido al finlandés si me pintaría uno. Una hora después, Ville Valo está inmortalizado en un lienzo.


“¿Qué veo en este auto retrato?” pregunta retóricamente. “Un aspirante a icono del rock tratando de hacer lo que cualquier artista cuando han alcanzado su culmen.” Ellos normalmente tratan de hacer lo que hizo Marilyn Manson, por ejemplo. Yo simplemente no los vendo, se los doy gratis a mis amigos si los quieren. La mayoría no los quieren, así que esa es la razón por la que no pinto mucho.”


Semanas después me entrega el auto retrato. Ha sido hecho trozos y pegado con cinta.

¿Qué diablos pasó?


“Después de que te fueras, mi novia o como sea que deba llamarla, vino y lo vio,” explica Ville. “Estaba bastante molesta porque hubiera hecho un auto retrato para un periodista cuando nunca pinto para ella. Estaba totalmente borracho y para complacerla lo hice pedazos.”


Y ahora, el trabajo de arte de Ville está haciendo gala en un sitio en la repisa de mi chimenea – ¡un retrato de un auténtico cerdo sucio!.

4 views0 comments