top of page

Ville Valo - Reportaje de Metal Hammer: Vida después de HIM

Texto: Metal Hammer

Fotos: John McMurtrie

Traducción: Heartagram Spain

Scans for translation: @avr055 linked by @itsalltears_616






Es una tarde sombría de noviembre en Londres y,, dentro de las entrañas cristalinas de la torre de Universal Music, hay oscuros acontecimientos bajo una luna de invierno. Una reunión arcana de agentes del poder, tomadores de decisiones y creadores de tendencias se ha reunido para escuchar los primeros y dulces tonos de un nuevo disco en su totalidad: una exanguinación lírica y melodiosa llamada Neon Noir.


Más que un álbum, el tema de atención de esta noche es más como un acto final tocado al revés o la voz de un ser querido difunto que se escucha en el viento. Llegaremos a eso. Aquí no hay túnicas, esos ornamentos vestigiales que se eliminaron hace mucho tiempo para brindar anonimato en el transporte público, pero la importancia de estos procedimientos no disminuye de ninguna manera. Así es como la industria de la música, en todos sus tratos misteriosos, determina dónde y cuándo se deben invocar sus diversos poderes. Esta galería de periodistas pícaros, gerentes de sellos discográficos y promotores de festivales se asemeja a una red de manos alineadas similar a los Illuminati. Incluso la timonel de la revista que tienes en tus manos, se ve acechando en las sombras.


En el centro de la cámara en penumbra se encuentra solo, una figura chata, su rostro cincelado peculiar, vampíricamente inalterado por los muchos años transcurridos desde que apareció por primera vez en la portada de una publicación internacional como esta, y que se diga que nunca fue un extraño a estos folios,

Si algo se puede decir de la apariencia de Ville Valo es que podría enseñarle un par de cosas a cualquier persona de la mitad de su edad sobre la autopresentación y, para que conste, tendrían 23 años en el momento de la publicación (haciendo referencia a los 46 años de Ville). Esbelto, vestido de forma informal y elegantemente discreto en su atuendo (todos en diferentes tonos de negro, obviamente), ha estado charlando afablemente con el cónclave reunido, con tal fluidez y confianza que cualquiera pensaría que es algo que hace todos los días. Y cualquiera que conozca su incongruente afición por la reclusión cuando está fuera del escenario, sospecharía que tal vez ha cambiado desde la última vez que lo vimos.

Para que conste, no lo hace, y no lo ha hecho. Han pasado diez largos años desde el lanzamiento final de His Infernal Majesty, el resumen de su carrera que fue Tears On Tape de 2013, y han pasado cinco años desde que Him tocó su nota final en la segunda de dos noches con entradas agotadas en el London Roundhouse en diciembre de 2017. Su canción final fue el canto fúnebre almibarado, acertadamente elegido, de When Love And Death Embrace, y la palidez mortuoria de sus estribillos no podría haber coincidido mejor con el estado de ánimo desolado de ese momento claramente fúnebre.

Para muchos, fue un adiós a una de las pocas constantes de la vida. HIM era menos como una banda y más como un reconfortante mundo gótico para aquellos que cayeron presos de sus ennegrecidos encantos, y como si se necesitara una mayor afirmación. Y nadie, desde entonces, en el campo de la música ha surgido para llenar, incluso remotamente, el agujero en forma de heartagram que dejó la estela de Ville. A medida que las luces en el lugar se encendieron para revelar una gran cantidad de rímel con rayas en los ojos, habría sido imposible suponer si alguna vez volveríamos a tener noticias de Ville, tal fue la finalidad de esa gira y el ambiente mortuorio de esa noche.



Más desolador fue el largo silencio que siguió a los 26 años de aventuras encabezados por un icónico símbolo diseñado por su propia mano. Ocho discos, diez millones en ventas e innumerables fans haciéndose tatuajes del Heartagram con calidad variable fueron las cuentas del libro mayor musical de Ville. Se acabó, HIM estaba muerto. Su fundador se había ido. Y luego, en silencio, flores sin cabeza comenzaron a flanquear su lápida.

Primero llegó la noticia de que se estaba quitando las telarañas para emprender una gira por Finlandia para grabar e interpretar canciones del difunto y querido cantautor finlandés Rauli "Badding" Somerjoki, con la antigua banda de Somerjoki, Agents. El proyecto rompió las listas de éxitos en Finlandia y eventualmente se disolvió. Siguió más silencio hasta marzo de 2020, cuando se lanzó un EP no anunciado bajo un nuevo estandarte, VV, acompañado de una reinvención actualizada del famoso heartagram. Un presagio de lo que estaba por venir, Gothica Fennica Vol. 1 estaba lejos de ser ajena a cualquiera que estuviera familiarizado con el sonido tradicional de Him, pero también tenía el sello de un compositor sin ataduras a las restricciones de cualquier colaboración.






A medida que el mundo ardía, fue un presagio esperanzador de que tal vez no todo se había perdido debido a la pandemia. Nos retiramos de la sesión de escucha a una habitación más tranquila para brillar con una luz de neón sobre la historia del renacimiento y el trabajo que siguió, como una re-erección.

Ville lanza una mirada como si dijera: 'No vas a escribir eso verdad? Bueno...

Las giras de promoción son como una diana para mi San Valentín"

Ville se ha hundido en su sillón. Acabamos de hablar sobre las demandas, a veces menos que rock'n'roll, de la promoción del álbum, y cómo han pasado solo 10 años desde el lanzamiento final de Him, una infinidad de cambios hantenido lugar en el funcionamiento interno de la industria. Es jueves y Ville ya ha hecho las rondas en Berlín esta semana, además de una gran sesión de fotos, también: corre el rumor de que hay una máquina de humo para una sesión de fotos de portada, que desencadenó una confrontación con seguridad aquí ayer. Quienquiera que haya sido el fotógrafo, esto seguía siendo un misterio en el momento de que esta revista fuera a la imprenta. Pero a pesar del cansancio de Ville después de dos días de trabajo en los medios, prisas y su primer vuelo internacional en cinco años, todavía exhibe una manera notablemente juguetona con las palabras: el producto de la lectura voraz y la anglofilia confesa que puede hacer que sea fácil olvidar que este es su segundo idioma, aunque como veremos pronto descubrirá que hay algunas palabras que se resisten a la traducción.

Estamos reflexionando sobre cuantas veces ha aparecido en las páginas de Metal Hammer; saqué una foto de hace muchos años, tomada por Mick Hutson. Es Ville, luciendo como un ciervo gótico atrapado por los faros, sentado en la parte trasera de una limusina entre el difunto Dimebag Darrell y Nikki Sixx de Mötley Crüe en su camino hacia los premios Metal Hammer Golden God. Sonríe:

"Era un patio de recreo, ¿no?" él dice del Ville de antaño "Oh, Dios mío, eso fue extraño. Recuerdo a Dimebag, había estado despierto toda la noche, y yo estaba atrapado en el medio. Le di mi premio Golden God a la hija de Zakk Wylde. Él dijo que ella era una gran admiradora y yo había tomado bebido demasiado, así que..."

Y que conste que en el momento en que Him hizo una pasarela estratosférica que se extendía entre Razorblade Romance de 2000 y el definitivo Love Metal de 2003, había pocas publicaciones. que no estaban salpicando sus páginas con imágenes de Ville. Fotogénico pero, lo que es más importante, divertido, su irónica y desdeñosa autoestima templó el estilo pulido de sus muchas portadas. En una época en la que el estilo emo era el rey, Ville aportó algo actual pero alegremente fuera de sintonía con la moda, musical y de otro tipo, pero perseveró porque, posiblemente, más allá de la música, poseía esa rara cualidad que escapa a tantos cuyo oficio está en la carretera y en estudios de música. Era interesante, y HIM y su legión de fans eran su propio movimiento. Durante un tiempo, si alguna vez estuviste en la parte trasera de uno de sus conciertos con entradas agotadas, se parecía a la Beatlemanía pero dirigida por Tim Burton. ¿Qué te dirías al tu yo de ese entonces? Sonríe y

se toma un momento antes de responder:


"No es una película de terror, pero mi yo mayor le susurró muchas veces a mi yo más joven. Sabes, podría haber hecho cosas mucho más sabias en el sentido de tratar de tener más éxito en términos de dinero, escuchar a las compañías discográficas o lo que sea, porque a la gente le costó mucho tratar de descubrir de qué se trataba. No haría nada diferente porque entonces no estaría aquí, esa es la belleza de esto".

Y, siguiendo el curso de lo que hizo Ville, lo que está haciendo ahora, hay poco que sugiera que algo haya cambiado en términos de su resistencia a los métodos comunes de autopromoción. En una época de microblogging compulsivo y contenido de alimentación de algoritmos, la cuenta oficial de Instagram 'Heartagram' publica más o menos al mismo ritmo que el Vaticano. Ya sea por mantener el misterio o por un rechazo a entrar en el juego, que nunca se diga que no lo hizo a su manera. "Aprendo lento. Aprendí el significado del emoji de berenjena ayer!"


Pero en cuanto a esos susurros, tiene algo que ver con la no linealidad del tiempo”, continúa. “Sin embargo, tuve cierta previsión de la pandemia y encontré una casa con un estudio de fotografía que convertí en un estudio de música. Es una gran sala que me permitió distribuir todas las piezas extrañas del equipo de todas las épocas, una especie de centro creativo. Durante la pandemia, eso es todo lo que hice. No había rima ni razón, solo pensé que era hora de seguir adelante y hacer algo diferente. Podría haber sido mi yo mayor susurrando a mi yo más joven en medio de la noche, como, 'Ahora es un buen momento. Lo entenderás mejor en unos años. Así que sí, podría ser una de esas cosas".







Percibimos una ared blanca en el pasillo cubierta con docenas de firmas a rotulador de compañeros artistas que han pasado por aquí. Algunos son pequeñas, mientras que los grupos pop Bastille y Westlife son enormes letras mayúsculass. Sin impresionarse, Ville busca en el bolsillo de su chaqueta una pegatina de VV que brilla en la oscuridad y, con ironía, la pega en la parte superior.

Siempre rebelde. ¿Fue difícil decidir en qué dirección ir después de HIM?


"Musicalmente, soy un par de bell-bottoms", dice. "Si quieres seguir los éxitos, siempre vas a llegar tarde. La música y el arte son esenciales para mi bienestar, es el aire que respiro, es natural para mí, pero a veces me he sentido como un humano entre la gente lagarto, un infiltrado de otra galaxia. Lo único que puedo hacer es lo que puedo hacer". Por supuesto, plantea la cuestión de cómo VV y, de hecho, Neon Noir, surgieron. -que Ville ha cuidado siempre hasta el último detalle de su música no es ningún secreto - nunca ha habido duda de a quién pertenece la visión, y estamos aquí para discutir cómo el final de HIM es igual de importante que su comiezo. Como sabrá cualquiera que haya visto el final de una relación, los signos de la muerte inminente pueden aparecer mucho antes de que surjan las grietas, y la conclusión de HIM no fue diferente para parafrasear a un cantante llamado BB en el Prólogo de VV,la emoción se había ido...


"La caducidad es divertida cuando se trata de bandas", dice con total naturalidad. Cualesquiera que sean las heridas que se hayan infligido, se han cerrado hace mucho tiempo, y se siente cómodo cuando se sabe qué lo produjo.

"No sucedió de la noche a la mañana: comenzamos a tener problemas después de que Tears On Tape, Gas (Lipstick) dejó la banda y encontramos un nuevo bateriía, que fue fantástico por un tiempo, pero simplemente no pudimos encontrarlo en nosotros mismos. -un nuevo álbum. Empezamos a trabajar en ideas, pero no sonaban muy bien. La forma adulta de abordar las cosas es que si es algo que realmente amas, debes amarlo lo suficiente como para dejarlo ir en el momento adecuado. La chispa ya no estaba allí, así que en cuanto al momento, fue bueno. No me hubiera importado que sucediera un poco antes porque ahora veo el final de mi propia carrera en la distancia. Nunca quise que se sintiera como un trabajo. Verás a las bandas de gira donde es bastante claro. Algo tan central debe estar lleno de pasión, risas y alegría. y lágrimas, dramático, como una pinta de leche".


¿Has estado en contacto con los chicos desde entonces? , oreguntammos.

"No he estado en contacto con Gas en más de 10 años", responde. "Y Linde (Mikko "Linde" Lindström, guitarrista) es un tipo bastante solitario que no es un gran hablador de todos modos. Pero Mige (Mikko 'Mige' Paananen, bajista) era un poco Rick Rubin en el álbum. Era como un gurú raro que venía cada tres meses y me daba un sello de aprobación, como, "Sí, esto está bien. Es uno de mis primeros amigos de la infancia y todavía uno de mis mejores amigos, así que nos mantenemos en contacto, eso es raro. Han pasado ya unos 35 años..."

" Fue esa relación la que proporcionó algo del salvavidas que Ville necesitaba. Él describe el sentimiento después del espectáculo final de Him como algo parecido al síndrome del miembro fantasma, donde los amputados afirman sentir mienbros que ya no están.


"Me sentí como un extraño, un marginado", dice, "sentía que no me entendía a mí mismo y que el mundo no me entendía o que no pertenecía. Es un sentimiento profundo, ¿sabes? sentir existencialmente que no entiendes el mundo o tu lugar en él. Curiosamente, lo superé escribiendo. La pandemia realmente arrinconó a todos. No era suicida, pero había un tinte de depresión. también, no ver un mañana o el valor de pasado mañana. La gente reaccionó de diferentes maneras. Me obligué a volver a la música, y era capaz de tocar algunos riffs de Sabbath, y eso me hacía sentir mejor.. Eso fue un gran problema".


Ville relatará animadamente cómo la pérdida de propósito y trayectoria junto con la parada del munto fue, en cierto sentido, el reinicio perfecto después de HIM, y aunque alcanzó un punto muy bajo, fue precisamente el tipo de tiempo de inactividad que necesitaba y que no había tenido desde la formación de Him cuando era solo un adolescente.

"No había horarios, nadie con quien comunicarme sobre lo que estaba trabajando, por lo que era una intuición sin filtrar, directamente a la cinta o cualquier medio de grabación, y me encontré con la piel de gallina como nunca antes. Bueno... sus ojos van al techo con picardía "musicalmente, al menos". Tengo miedo de que las cosas sean realmente repetitivas: es bueno disfrutar de un atracón en Netflix, pero nunca recuperarás el tiempo. Eso no significa, '¡No lo hagas! pero disfruta el ahora, aprovecha el tiempo. Eso es lo que haremos cuando salgamos de gira con la banda el próximo año, desafiarme a mí mismo a hacer muchas cosas y no entrar en una especie de existencia zombificada. La gente está tan distraída..."

Al comienzo de la Divina Comedia, el personaje principal, el Peregrino de Dante Alighieri, escribió que se encontraba en un bosque oscuro a la mitad del camino de la vida; el camino recto, perdido. Era una forma indirecta de describir la confusión que puede surgir con la mediana edad, pero a mediados de los 40 y con las sombras profundas y los aspectos más destacados y brillantes de una ilustre carrera en el espejo retrovisor, me pregunto en voz alta si se podría decir lo mismo del predicamento actual. Dante surgió porque, como suele ser el caso con Ville, los temas de lengua y literatura nunca están lejos. Le pido que explique ese matiz de depresión que ha mencionado, y dice una cosa y la deja flotar en el aire: "Kai-ho". ¿Perdón? "Kai-ho", dice de nuevo, lentamente. Es una palabra finlandesa, explica, que desafía la traducción directa pero describe el giro de las emociones que florecen a raíz de toda una vida en la carretera y en el centro de atención. "No es un sentimiento negativo. Es un ensueño agridulce. Creo que los finlandeses también lo encuentran profundamente positivo, porque también significa que has vivido, has amado y que experimentas cosas que realmente marcan la diferencia, al menos para ti personalmente, con suerte, para las personas que te rodean".


¿Luchaste? "Tuve un mes en el que no me levanté de la cama", afirma. "Alrededor de ese tiempo, al menos. Estaba bastante preocupado por eso. Me obligué a subir y volver a la música a través de conversaciones con compañeros, ya sabes, animarme un poco, pero fue una sensación extraña. No es que no puedeas levantarte, simplemente no quieres hacerlo. No quieres hacer nada y realmente no puedes hacer nada: simplemente estás muy cansado, algún tipo de estrés postraumático después de todos los años. podría ser que tomó un tiempo para que golpeara, y coincidió con una pandemia. No pude hacer nada, así que mi cuerpo y mi mente me dijeron que durmiera lo que hiciera falta en el día. Afortunadamente dormí pero la vida no se vuelve más fácil. Se está volviendo más complicada, más agridulce: una combinación difícil. Una pinta medio llena, medio vacía..." Por supuesto, los diversos himnos al amor y a la pérdida y la melodía de hierro forjado de Neon Noir no parecerían correctos si vinieran de un lugar de optimismo emocional, pero si la depresión que Ville describe realmente solo estaba compensando el tiempo de sueño perdido, él está sin ocultar su deseo de volver al trabajo.


"No estoy pensando en el final, pero de lo que sí me doy cuenta es que, pensando en términos lógicos, va a ser muy extraño si tengo 60 años y sigo en eso, lo que significa que tengo menos que eso en términos de ciclos de álbumes. Empieza a dar un poco de miedo porque he hecho música toda mi vida, pero, de nuevo, pensar así me hace sonreír".

Entonces, ¿cómo cambia la visión del amor de una persona de 46 años con respecto a la de, digamos, una persona de 20 años?


"Bueno, tal vez no hemos tenido ese 'único amor verdadero' en el sentido tradicional en el drama de Shakespeare: el abrumador que se apodera de todo. No puedes comparar las relaciones y no deberías: tiempos diferentes, personas diferentes, química diferente, razones diferentes. La música todavía está en su mejor momento cuando es la banda sonora de eventos importantes".

Entonces, ¿cómo refleja Neon Noir tu propia vida?


"Es muy sincero, resume las cosas. La indecisión es si pertenezco al campo de Black Sabbath o Depeche Mode, la lucha constante entre el bien y el mal. Run Away From The Sun es la primera canción que escribí y no sabía si tuviera una canción en mí, pero tenía que empezar desde algún lugar. Tenía todas estas ideas. Empecé a hacerlo y seguí mi intuición. No tenía prisa, no tenía plazos, no los tenía. Ni siquiera sabía si iba a continuar, y ese fue el terreno más fructífero, porque se sentía real y no adulterado por la presión..."

Tan nuevo como todo es para Ville, hay algunas cosas que se han mantenido sin cambios, o tal vez presente es una mejor palabra. El Heartagram fue, después de todo, la bat-signal gótica de principios de los OO en adelante...

"Era todo lo que HIM representaba", dice. "Simplemente moví esa línea y me di cuenta de que tiene mis iniciales, y esa fue la razón por la que llamé al proyecto VV, y me gustó que tuviera una especie de ambiente de 'V de Victoria', y visualmente tenía el aspecto tradicional de es una iteración actual de la misma idea. Es simbólico, porque no quería obligarme a tomar una ruta musical completamente diferente. No soy actor, y todo sucedió de manera muy orgánica. Estaba encontrando mi voz, o como quieras llamarlo, a través de Type O y Black Sabbath en ese entonces, y todavía lo estoy".

Por el estado de ánimo en la habitación, es un regreso bienvenido. Parece que por primera vez en su vida ha encontrado su camino, con la ayuda de un pequeño neón para contener la oscuridad.



LUCES FUERA! Ville VAlo revela los secretos oscuros detás del nuevo disco Neon Noir.


1. ECHOLOCATE YOUR LOVE

"Estaba disfrutando de un documental sobre las habilidades de navegación de los murciélagos e imaginé sus cantos de cortejo nocturno rebotando misteriosamente entre las paredes del Abismo al estilo gótico del ping pong. Para asegurarme de que estaba comunicando esta visión musical con claridad, incluí un cencerro, simplemente porque cada vez que se puede, se debe".


2. RUN AWAY FROM THE SUN


"La luz al final del túnel a veces puede brillar tanto que es aterradorA, y mis habilidades para huir se han desarrollado mucho a lo largo de los años al esconder la mayoría de mis problemas debajo de la alfombra. También hay algunas muestras de campanas de iglesia que suenan entre todas las secuencias de sintetizador inspiradas en los años 80, solo para asegurarse de que el siempre voluble equilibrio entre el bien y el mal no se equivoque del lado de Skywalker".


3. NEON NOIR


"Un alegre Memento Mori si alguna vez hubo uno, y mi primer solo de guitarra registrado. El título provisional era 'Vangelis Halen' y creo que logré acercarme bastante al casar la belleza claustrofóbica de Blade Runner con el abandono imprudente de VH, en un escenario tipo funeral-choque-automóvil-en-cámara-lenta".


4. LOVELETTING


"Una oda al sol poniente y una historia de bailar en el filo de la navaja entre agarrar y dejar ir. Un moribundo de alegría en un jardín de pachulI, con palmas".


5. THE FOREVERLOST


"La junta de turismo finlandesa definitivamente debería incluir 'Nyctophile Shangri-La' como eslogan promoviendo Finlandia a partir de ahora en lugar de los desgastados eslóganes santanicos de antaño. Un trío entre Andrew Eldritch, Jaz Coleman y Peter Hook".

6. BABY LACRIMARIUM


"Una canción de amor bastante tradicional escrita por alguien que se toma a Poe demasiado en serio. Un estudio sobre los conductos lagrimales bloqueados y The Cure".


7. SALUTE THE SANGUINE


"Ninguno de los caminos es fácil, por lo que tomar el camino menos transitado es siempre el método preferido. 'Si tan solo pudiera decir lo mismo sobre la música, murmura el pequeño diablo en mi hombro.'"


8. IN TRENODIA


"Un ejercicio de construcción del mundo en su forma más sombría, 'Trenodia' que representa una utopía muy modificada iluminada por todos los tonos de azul, con una banda sonora apropiadamente melancólica reproducida a la velocidad incorrecta".

9. HEARTFUL OF GHOSTS


"Heartful Of Ghosts es esencialmente una historia desgarradora de amor paranormal y traición sobrenatural. Sónicamente, esto se encuentra en algún lugar entre una lámpara de lava y la acupuntura... con colmillos".


10. SATURNINE SATURNALIA


"Saturnine Saturnalia es pesimismo romántico en su máxima expresión, y probablemente el momento más sabático que hay en el álbum. Saqué mi Excalibur, el pedal de fuzz desquiciado y el combo de petaca vintage del ejército que Mige de Him me construyó hace muchas lunas y que tendió mi tinnitus con entusiasmo".


11. ZENER SOLITAIRE


"Imagina si esto fuera el fantasma de Phil Spector reinterpretando la banda sonora de Goblin para la película Suspiria de Dario Argento en Glorious lo-fi".


12. VERTIGO EYES


"Cuando te encuentras con alguien cuyos ojos son tan hipnóticos como ver el logo de Vértigo girando en tu tocadiscos, o estás enamorado o tu bebida ha sido drogada. Este es un guiño a los Fantasmas del pasado, presente y futuro, y una forma adecuadamente alucinatoria de terminar el disco".

142 views0 comments
Post: Blog2_Post
bottom of page